La escuela

Escuela de Escritura nació en las bibliotecas de la ruta del Quijote en la década de los ochenta, en la ribera aragonesa. Tuvimos el privilegio de leer “El diario de la duquesa” en el Palacio de los Duques y de merendar en la Insula Barataría, preparamos filtros amorosos y provocamos a muchos alumnos de Pedrola y Torres de Berrellen para que escribieran. Habíamos empezado, sin saberlo, éste proyecto, que aún no tenía nombre, y que ha consistido en la búsqueda de recursos que provoquen la escritura, de rutas de lectura, de estímulos que nos ayuden a contarnos bien. Nos propusimos y seguimos intentando, como los Oulipianos,  mostrar lo que ocurre en la trastienda de quien escribe.

En estos casi treinta años han pasado por aquí muchos colaboradores, pero quiero mencionar especialmente a una gran pedagoga que comenzó conmigo, Angelines Sahun, sin su creatividad, su conocimiento y su ánimo yo hubiera terminado dedicándome a otra cosa. Después, en la época de Internet, fueron profesores con nosotros Pilar Adón, Miguel Baquero, Eugenia Rico, Dolores Koch, Julio Espinosa, Care Santos, Marta Santos, Cristina Cerrada, Nacho Fernández, y en la última étapa Ester Berdor y Gonzalo Escarpa. Mi agradecimiento a todos ellos por sus luminosas aportaciones. Y en especial a Jesús Alonso, por los poemas visuales de ésta página.

Marta Sanuy

Anuncios